FREDERICA MONTSENY I MAÑÉ
(1905-1994)

Anarcosindicalista, poeta, escritora y política
«Entre los muchos equívocos a desvanecer, hay el del sexo. Nosotros jamás hemos sido feministas, porque consideramos que la mujer debe tener los mismos derechos que el hombre y que, como el hombre, posee las mismas parecidas cualidades y los mismos semejantes defectos.»

L’ESPOIR,
13 de junio de 1965

Nace el 12 de febrero de 1905 en Madrid. Su vida estuvo influenciada por sus padres, los anarquistas Joan Montseny («Federico Urales») y Teresa Mañé («Soledad Gustavo»). En 1920, con solo quince años, publica una breve novela titulada Horas trágicas. En 1923 se afilia a la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) e inicia su colaboración en revistas y periódicos como Solidaridad Obrera, La Revista Blanca, Nueva Senda, Tierra, Redención, Acción Social Obrera, El luchador. Periódico de sátira, crítica, doctrina y combate o El Mundo al día.
A lo largo de la Dictadura de Miguel Primo de Rivera escribe las novelas La Victoria (1925), El hijo de Clara. Segunda parte de la Victoria (1927) y La indomable (1928), todas centradas en la emancipación femenina y que crearon una gran controversia en la prensa anarquista de la época. Así mismo, entre 1925 y 1931 escribe más de treinta libros de ficción, publicados mayoritariamente en la colección «La Novela Ideal», publicada en la editorial anarquista que regentaban sus padres, La Revista Blanca. Otra novela relevante fue Heroínas (1935), inspirada en la revolución de Asturias de 1934.
En 1931 se incorpora a la redacción del portavoz de la CNT Solidaridad Obrera y el 21 de julio de 1936 ingresa en la Federación Anarquista Ibérica. El 4 de noviembre de ese mismo año forma parte del gobierno de Francisco Largo Caballero como ministra de Sanidad y Asistencia Social hasta el 17 de mayo de 1937. Durante su mandato lleva a cabo una política sanitaria de prevención y lucha contra las enfermedades venéreas y promueve una ley del aborto. No obstante, muchas de sus propuestas no se realizan porque deja el cargo muy pronto. En 1938 preside el primer comité de enlace CNT-UGT y pasa a ser responsable del Departamento de Sanidad de la Comisión de Batallones de Voluntarios.
A finales de enero de 1939 atraviesa la frontera para llegar a París, donde se incorpora al Servicio de Evacuación de los Refugiados Españoles. Ante la petición de extradición de Franco huye a la Dordoña, donde es detenida por la policía y encarcelada en Limoges y en el Périgueux. El hecho de estar embarazada de su tercera hija la salva de ser retornada por la Gestapo y seguramente fusilada. La liberación de Francia le permite establecerse en Toulouse con su pareja, Germinal Esgleas Jaume.
Desde 1945 será la directora del periódico CNT y a partir de 1958 se encarga del órgano de propaganda de la CNT francesa y española L’Espoir. Nunca deja de escribir y durante el régimen franquista y la transición publica numerosos libros, como Mujeres en la cárcel (1949), Pasión y muerte de los españoles en Francia (1950), El éxodo: pasión y muerte de españoles en el exilio (1969), Problemas del anarquismo español (1971), Crónicas de CNT: 1960-1961 (1974), El éxodo anarquista (1977), Seis años de mi vida (1978) o Mis primeros cuarenta años (1987). El 1977 participa en mítines de la CNT en Barcelona pero sigue viviendo en Toulouse, donde fallece el 14 de enero de 1994.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies